Sistema ARMS de Indra integrado con los sistemas de defensa aérea

Sistema ARMS de Indra integrado con los sistemas de defensa aérea

El sistema ARMS, el escudo antidrón de Indra, es capaz de cruzar información con este tipo de sistemas, descartar los objetos identificados y centrarse únicamente en los que representan una amenaza real.

Indra cuenta con un sistema antidrón que puede operar de forma integrada con sistemas de defensa antiaérea para multiplicar su eficacia en la protección de bases e instalaciones militares.

La amenaza que plantean estas aeronaves no deja de crecer a medida que aumentan sus capacidades, disponibilidad y facilidad de uso. Por ejemplo, hace solo unas semanas, Arabia Saudí reportó un ataque contra instalaciones petrolíferas con varios drones cargados con explosivos. En zona de conflicto, este tipo de ataques son ya habituales.

El sistema ARMS (Anti RPAS Multisensor System) de Indra multiplica la seguridad al poder operar, tanto de manera independiente y autónoma, como integrada con los sistemas antiaéreos. Esta capacidad le permite cruzar datos para descartar todos los objetivos identificados correctamente y centrarse en los que pueden suponer un riesgo real. Actúa así como una pieza de valor más del sistema antiaéreo, aportando la máxima eficacia en la detección de drones de pequeño tamaño a kilómetros de distancia.

La estrategia multisensor del sistema ARMS aúna las capacidades de diferentes sensores — como radares, detectores de radiofrecuencia y cámaras infrarrojas, entre otros— incrementando y reforzando la capacidad de detección e identificación de las amenazas.

Dispone de las contramedidas más avanzadas para perturbar y saturar las comunicaciones y los sistemas de posicionamiento y navegación del dron. También, utiliza técnicas de spoofing para falsear la señal de GPS real, entorpeciendo o incluso impidiendo su capacidad de navegación.

El centro de mando del ARMS incorpora las herramientas de inteligencia más potentes para identificar el tipo de dron empleado y escoger la contramedida más eficaz.

El operador puede asumir el control manual o programar una respuesta automática en caso de que un dron traspase los límites establecidos, asegurando una defensa constante de las instalaciones.

La integración de un sistema antidron con el sistema antiaéreo de un país, base militar o plataforma, así como con los radares de vigilancia, es un requisito al alcance de pocas empresas. Indra lo puede garantizar porque es uno de los líderes en el desarrollo de radares militares, sistemas de defensa antiaérea, guerra electrónica, comunicaciones y sistemas remotamente tripulados (RPAS) en todo el mundo. Disponer de una visión completa de todas las tecnologías le permite ofrecer una solución completamente adaptada a las necesidades de cada cliente y escenario.

El sistema ARMS de Indra ya ha sido probado en zona de operaciones frente a amenazas reales, además de haber sido adquirido por el Ministerio de Defensa de un país asiático tras comprobar su eficacia.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar