Se manifiesta en secuDrone la preocupación por la amenaza de los drones

El General Murga pone de manifiesto en secuDrone la preocupación por la amenaza de los drones

El General de División José Luis Murga, Subdirector General de Planificación, Tecnología e Innovación del Ministerio de Defensa, ha inaugurado las III Jornadas de secuDrone agradeciendo a la organización y señalando que APTIE se ha ido consolidando a la hora de analizar aspectos relacionados con los vehículos aéreos autotripulados. Murga ha destacado especialmente la doble dimensión de los drones y, en general, de cualquier mejora tecnológica: ofrecen nuevas oportunidades “que pueden dar paso a avances significativos, pero también nuevas amenazas”. Ha compartido mesa inaugural con Óscar García Suárez, Director de la ETSI Industriales, José Manuel Perlado, Director del Instituto de Fusión Nuclear “Guillermo Velarde”, y Alfonso López Clavier, Presidente de APTIE.

Murga ha mencionado que, en el ámbito de I+D+i que lleva a cabo el Ministerio de Defensa, la Estrategia de Tecnología e Innovación para la Defensa (ETID) del año 2015 ya reservaba un papel destacado tanto al desarrollo y utilización de los RPAS con fines militares como a los sistemas para detectarlos y neutralizarlos si se sospechaba de sus intenciones. Desde entonces se han puesto en marcha diferentes actuaciones encaminadas a favorecer que el tejido tecnológico nacional desarrolle soluciones adaptadas a las necesidades de Defensa, algunas de las cuales merece la pena destacar.

En lo que se refiere a los RPAS, y en concreto a los de clase I con peso al despegue inferior a 150 Kg, el pilar es el Programa RAPAZ que ha permitido tener un conocimiento actualizado y realista de la madurez de los desarrollos existentes a nivel nacional a través de su evaluación técnico-operativa.

Pero como no solamente es un problema de plataformas, sino de adaptar su uso a las aplicaciones específicas para las que están destinadas, en la convocatoria 2019 del Programa COINCIDENTE se ha incluido una temática dirigida específicamente a apoyar el desarrollo tecnológico de soluciones innovadoras para defensa que hagan uso de RPAS, con más de cuarenta propuestas de proyectos de I+D+i que se han presentado a esta temática.

Por otro lado, en el ámbito de los sistemas anti dron se han llevado a cabo actividades de evaluación técnico-operativa a través del programa CONDOR, lo que de nuevo arroja luz sobre las posibilidades de este tipo de sistemas y el punto en el que nos encontramos, de cara a dar pasos más ambiciosos.

En el turno de intervenciones, Héctor Estévez Pomar, Director General de CENTUM Research & Technology, ha iniciado su intervención comentando que desde CENTUM se focalizan en los sistemas aeronáuticos de misión. En sus comienzos permanecían mayormente centrados en plataformas tripuladas, pero ahora llevan estas tecnologías al ámbito de los drones. Se centran en los sistemas de misión, es decir, dotar a las plataformas de una mayor y mejor inteligencia que puedan usar en las diferentes misiones: no solamente volar, sino “volar con un objetivo”. Ha explicado que lo que buscan es identificar muy bien las necesidades de sus clientes para desarrollar productos que se adapten a su misión.

El tema central de su intervención es la “Detección y localización de teléfonos móviles mediante el uso de drones”. Las ventajas que aporta este tipo de tecnología, según Estévez, son amplias, especialmente si se emplea desde el aire. En el supuesto de condiciones climáticas adversas se va podrá geolocalizar el móvil sin ningún problema. Asimismo, se pueden realizar barridos de zonas amplias en poco tiempo y detectar los teléfonos móviles en zonas de difícil acceso o búsqueda. Por otro lado, esta tecnología no solamente es útil para para su empleo en misiones, sino también para poder encontrar y rescatar personas desaparecidas. Seguidamente, Héctor Estévez ha señalado ejemplos acerca de los diferentes escenarios en los que esta tecnología se puede aplicar.

El director general de CENTUM Research & Technology ha concluido su intervención señalando las principales ventajas, anteriormente destacadas, de la detección y localización de teléfonos móviles mediante el uso de drones, tecnología desarrollada por esta empresa.

Por su parte, Félix Fernández Merino, Director de Programas UAS de Airbus en España, ha introducido cuestiones como el estado del mercado, las aplicaciones comerciales de los mismos o el futuro del sistema de combate aéreo, sobre el que ha afirmado que convivirán aparatos tripulados y no tripulados. Los Programas UAS cuentan con un condicionamiento clave: “El mayor problema que nos encontramos ahora mismo (…) son las regulaciones. Ahora mismo hay muchas inquietudes precisamente por las regulaciones”, asegura.

Desde el punto de vista militar, plantea las ventajas de los aparatos no tripulados a la hora de ganar poder, reduciendo la vulnerabilidad humana. Explica que cuando el avión no va tripulado se puede permitir la realización del vuelo aunque exista algún riesgo, algo inimaginable cuando se detecta un peligro mínimo en una nave tripulada. En cualquier caso, aclara que buena parte de estos sistemas tienen aplicaciones civiles además de las militares: “La mayor parte de las plataformas son para uso dual”.

Asimismo, hace un repaso de los retos que, desde su punto de vista, enfrentan los programas UAS en la actualidad: la normativa y la integración aeroespacial, la interoperabilidad, las comunicaciones en lo que respeta a asuntos como la disponibilidad de ancho de banda, la autonomía de las plataformas que podrían llegar a funcionar con inteligencia artificial y, finalmente, la integración de plataformas tripuladas y no tripuladas. En este sentido, destaca que “son muchos los retos y los esfuerzos que se invierten para dar respuesta a todo lo que hay”.

El Teniente Coronel de la Guardia Civil José Miguel García Malo de Molina, Responsable de Operaciones de su Servicio Aéreo, aborda en su ponencia la contribución de los drones a la hora de facilitar las labores de este cuerpo de seguridad. Señala su utilidad a la hora de obtener información sobre lo que está pasando en situaciones que afectan al orden público, en el control de manifestantes o de las fronteras, en la búsqueda de desaparecidos, en reconstrucciones de escenas de crímenes o accidentes, así como en cuestiones vinculadas al tráfico.

Las principales aportaciones de los drones a los cuerpos de seguridad es que “permiten ver sin ser vistos” y “permiten hacer más cosas y a un menor coste”, según indica. Además, ha puesto de manifiesto que en la actualidad ya es imposible pensar en excluir esta tecnología de las herramientas de trabajo de la Guardia Civil: “Nadie se imagina ya un gran dispositivo sin el uso de drones (…). Cualquier gran evento hoy en día que se esté llevando a cabo, se están utilizando drones y antidrones”.

De hecho, esta integración se ha querido facilitar a través de la regulación normativa, que existe por escrito desde el año pasado. No obstante, el teniente coronel reconoce que todavía es necesario dotar a las unidades territoriales de RPAS y seguir trabajando en el campo de los sistemas antidron. Ha especificado que es necesario plantearse a quién o qué se quiere proteger, de qué tipo de drones se defienden, dónde y de qué manera, es decir, decidiendo acciones y protocolos. “Para cada situación hay que hacer un proceso de reflexión para ver cuál es el sistema más idóneo”, concluye.

José Cebrián, Inspector Jefe de la Policía Nacional y Jefe del Área de I+D+i del Centro Tecnológico de Seguridad CETSE del Ministerio del Interior ha hablado sobre su trabajo en el desarrollo de sistemas antidrones y las dificultades vigentes a la hora de combatir drones. En primer lugar, ha expuesto la problemática de identificar cuándo un dron supone una amenaza o no. Ha afirmado que el objetivo es: “mitigar una amenaza, pero tenemos que ver si es seguro respecto a los daños colaterales que pueda causar”.

A través de distintos estudios han concluido que mundialmente la mayoría de los drones funcionan en cuatro frecuencias, así como que predomina un sistema operativo entre los modelos de drones más vendidos. Esto puede ayudar a dar con sistemas efectivos para enfrentarse a numerosos ataques con drones. Sin embargo, asegura que “existen soluciones parciales, no existen soluciones globales”, los drones son una “amenaza para la que a día de hoy no existe una solución global”.

En cuanto a las soluciones que se están trabajando, explica que “el sistema que mejor funciona son los inhibidores de frecuencias”. El problema es que no existe una normativa que permita utilizarlos. Según declara, “hace falta sí o sí un cambio legislativo” que desde el ministerio ya están impulsando.

Por su parte, Cristina Sanandrés Paniagua ha comenzado su intervención mencionando que Indra es una empresa de tecnología a nivel mundial. La directora de Operaciones de Seguridad de esta empresa ha hablado acerca de los Sistemas Counter UAS en el ámbito militar, comenzando con algunos ejemplos de drones empleados en ataques reales. Sanandrés ha compartido con los asistentes sus conocimientos acerca de la amenaza que puede suponer el uso de drones: “cada vez los drones son más inteligentes, lo más peligroso que nos estamos encontrando son los enjambres de drones”. Por tanto, y como señala la directora de Operaciones de Seguridad de Indra, habrá que prevenir, detectar y resolver la amenaza.

 

En su ponencia, Cristina Sanandrés ha destacado la necesidad de protección en distintos escenarios: fuera o dentro del territorio nacional, en entornos abiertos o cerrados. Los sistemas de protección que se utilizarán dependiendo del entorno y los escenarios pueden ser fijos, desplegables o móviles. Sin embargo, Sanandrés señala que no se pueden neutralizar al 100% y con un sólo sistema todas las amenazas que provocan los drones, pero que la tecnología ha de avanzar para conseguir dar una respuesta eficaz en este sentido. Lo que se pretende con la red de sistemas Counter UAS es crear una red de redes.

La directora de Operaciones de Seguridad de Indra ha explicado que a través de una serie de sensores se consigue la detección, identificación y seguimiento de los drones. En la detección activa se encuentra el radar, mientras que en la pasiva estarían los analizadores de radiofrecuencia. Según ha expuesto Cristina Sanandrés, para el reconocimiento y seguimiento de drones, desde Indra, están utilizando los sistemas electroópticos.

El CTO de Innocon, Ziv Nave, ha compartido con los asistentes a las III Jornadas de SecuDrone los usos del Mini UAV silencioso y de larga autonomía para misiones encubiertas policiales y militares. Durante su intervención ha presentado el MiniFalcon II, junto con sus características y especificaciones.

Ziv Nave ha definido en su presentación lo que son los UAV Mini: se trata de sistemas que se usan de manera global en operaciones militares y de combate. Asimismo, destaca que las ventajas de los UAV Mini son variadas, entre ellas su gran autonomía y su amplia capacidad de carga útil. El CTO de Innocon ha señalado que la razón por la que el Mini UAV hace menos ruido (lo cual constituye otra ventaja frente a los drones) es porque vuela a una altura mayor que el dron y necesita tan sólo una hélice para volar.

Además, a lo largo de su ponencia, Nave ha ofrecido ejemplos del funcionamiento del Mini UAV en misiones civiles, como operaciones nocturnas o identificación de matrículas de vehículos y, de esta manera, poder identificar actividad criminal.

En la mesa redonda “Cómo organizar un servicio policial de drones” Antonio Sousa, Director de Sousa Consultores, ha moderado una interesante puesta en común de puntos de vista sobre la normativa, en la que Salvador Bellver, presidente de AEDRON, se ha referido a la aparición de equipos de bajo coste, su popularización y al cambio de paradigma que eso supuso. Fernando Fernández, de la Policía Municipal de Madrid, se ha centrado en el cambio normativo y en los esfuerzos llevados a cabo para lograr la regulación que permite a la policía operar con drones. El profesor de la UPV y Presidente de su Comisión de Drones, Israel Quintanilla, ha aludido a la evolución histórica en materia normativa, y Marcos A. Rosario, Director de Operaciones de UDRON de la Policía Local de Arrecife, ha ilustrado sobre su experiencia en la constitución del servicio en dicha localidad, detallando así mismo las dificultades normativas existentes en la operación con drones.

Para Fernando Fernández, la legislación se ha ido actualizando en paralelo a los cuerpos de seguridad, asegura que en la policía local había mucho desconocimiento sobre cuestiones aéreas, pero cree que “hay que fomentar esa cultura” y que sí existe esa disposición dentro de los cuerpos: “no he encontrado a nadie (…) que le parezca mal usar drones como herramienta policial”, ha enfatizado. Por su parte, Salvador Bellver ha planteado la posibilidad de que desde España se copien normativas que están funcionando en otros países para mejorar el sistema vigente. Israel Quintanilla ha expuesto que se está trabajando en un nuevo Real Decreto que pueda funcionar en consonancia con la normativa europea que entrará próximamente en vigor. Ha añadido que, tal y como él lo ve, lo que hace falta para hacer funcionar este tipo de servicios con drones es “voluntad política para trabajar y coordinar a nivel global”. Todos han coincidido en la necesidad de retirar las restricciones existentes sobre los cuerpos de bomberos que actualmente les impiden la utilización de drones.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar