Sistemas antiDrone y Regulación en la última Jornada Técnica secuDrone

Regulación y Sistemas antiDrone en la última Jornada Técnica secuDrone

Esta nueva edición de la Jornada Técnica secuDrone: Drones, antiDrone y Aplicaciones para la Seguridad, se ha celebrado, el pasado 4 de octubre, en el Instituto Técnico ‘La Marañosa’. Inaugurada por el Teniente General José María Salom, director general del INTA, y Alfonso López Clavier, presidente de APTIE, ha constado de diferentes conferencias, repartidas en dos salas; así como de expositores y demostraciones de los diferentes sistemas que allí se han presentado.  Resumimos en este artículo las intervenciones de la Sala de Conferencias 2.

En primer lugar, previo a la celebración de las distintas conferencias, el Teniente General José María Salom, director general del INTA, ha dado la bienvenida a los asistentes a las instalaciones de La Marañosa, sede de la Subdirección General de Sistemas Terrestres del INTA, donde se ha celebrado secuDrone. En el mismo lugar, se inaugurará y pondrá en funcionamiento el Centro de Monitorización de la Seguridad del Sistema Galileo, próximamente.

Sistemas antiDrone y Regulación en la última Jornada Técnica secuDrone

Teniente Coronel José María Salom

Respecto a los Drones, Salom ha señalado que estas tecnologías evolucionan muy rápidamente y que “han dejado de ser una mera actividad accesoria o de entretenimiento, para pasar a ser una actividad comercial, cuyo desarrollo tecnológico, se puede decir, que ha sobrepasado la capacidad de la Administración para su completo control”. Por este motivo, se ha tenido que pasar a regular, principalmente, su uso y no sus características de seguridad, como sería habitual en el mundo aeronáutico.

Además, ha destacado que la gran proliferación de drones de menos de 25 kg y de bajo coste ha hecho posible la accesibilidad a la población en general, por lo que las actuaciones imprudentes o el intrusismo en instalaciones críticas son la causa, ha manifestado, “de la mayor parte de los incidentes”. En este sentido, una de las principales respuestas está siendo la aparición de los Sistemas AntiDrone, los cuales están reservados para la Administración. Aunque, ha destacado, “todos los proyectos deben intentar causar el mínimo impacto posible en los sistemas de transmisión y no alterar las actividades ordinarias de los sujetos o de las áreas protegidas”, así como deben cumplir con la normativa existente y, a ser posible, tener en cuenta la futura.

Sala de Conferencias 2 de secuDrone

También, el INTA ha sido el protagonista de la primera intervención en la Sala 2 de Conferencias. Ángel Centenera Pecharromán, responsable de la Unidad de Regulación de RPAS, ha hablado sobre la Regulación Actual y la Certificación militar de drones. Tal y como ha afirmado Centenera, “la regulación se mueve mucho, casi a la velocidad del desarrollo”, por lo que, continuamente, deben reunirse para saber hacia dónde vamos.

Sistemas antiDrone y Regulación en la última Jornada Técnica secuDrone

Ángel Centenera (INTA)

El marco de regulación actual del Ministerio de Defensa es la Ley de Navegación Aérea de 1960, cuya diferencia es que, anteriormente, el organismo competente era el Ministerio del Aire. En su artículo 36 dice que todas las aeronaves deben tener un certificado de aeronavegabilidad, sin el cual no podrán volar, expedido por el Ministerio de Defensa, que identifica técnicamente la aeronave, define sus características y expresa la calificación que merece para el vuelo.

En 2004, sale el primer Reglamento de Aeronavegabilidad de la Defensa (RAD), cuyo objetivo era establecer un proceso mediante el que obtener el certificado de Aeronavegabilidad y obligaba, siempre, a un Certificado de Tipo previo.

Finalmente, en 2015, se presenta el nuevo RAD, el vigente, el cual incluye los sistemas aéreos militares pilotados por control remoto (RPAS).

Vicente Pastor Fuche, senior manager Desarrollo de Negocio, Defensa y Seguridad de Indra, ha explicado en secuDrone el Sistema de Defensa Anti-Drone ARMS. El reto de los C-UAS es difícil y dependiente de la amenaza en particular, el escenario y la operativa del ataque. Por ello, pueden ser necesarios sistemas de protección móviles o estáticos; también, hay que considerar la aceptabilidad o la viabilidad de tener daños colaterales, así como las cuestiones regulatorias.

De esta manera, desde Indra se han enfocado en tres fases:

  1. Detección y seguimiento, donde se puede utilizar el RADAR, Sistemas de Detección RF, Sistemas acústicos, Sistemas infrarrojos y visibles y Sistemas de barrido. Lo ideal es juntar varios para obtener un valor añadido.
  2. Identificar y clasificar.
  3. Neutralización, fase en la que están trabajando con intensidad: Jamming, Spoofing, para “engañar” al GPS del aparato; hacking, cañón de agua/red y “Hard Kill” (disparar con un láser, un misil…).

“No existe un sistema para el 100% de los casos”, ha asegurado Vicente Pastor. Los sensores tienen sus limitaciones y los sistemas de neutralización no siempre serán eficaces. Así, un sistema C-UAS debe contener tres partes: que sea adaptable, colaborativo y que pueda evolucionar para adaptarse a nuevas amenazas.

En cuanto al origen y evolución del Sistema Anti-Drone AUDS, Christofer P. Wallis, director general de CIAC, ha sido el encargado de detallarlo en secuDrone. AUDS ha sido desarrollado por 3 PYMEs británicas y presentado a EE.UU. por sus socios tecnológicos locales. Se trata del primer sistema C-RAPS totalmente integrado en llegar al mercado, diseñado para derrotar la amenaza surgida por la proliferación de drones de clase I y II.

Sistemas antiDrone y Regulación en la última Jornada Técnica secuDrone

Christofer P. Wallis (CIAC)

Este proyecto de carácter privado ha recibido la Certificación TRL9, por el que ya se puede usar en operaciones, y se está mejorando continuamente en respuesta a la amenaza cambiante.

La fase de Detección del Sistema AUDS corresponde a un radar Doppler con cobertura de hasta 360º. En la identificación están abiertos a las cámaras que quiera utilizar el cliente. Y, por último, en la fase de neutralización trabajan con tres antenas que se pueden modular independientemente, en función de la amenaza. Estos tres sistemas están integrados y pueden ser manejados por un solo operador.

El Tcol. Jesús Sánchez García, director del Departamento de Optoelectrónica y Misilística de INTA, ha presentado el Sistema de Interceptación de drones Artemisa. El objetivo de este proyecto es saber qué ocurre en el caso de que el dron detectado no tenga ningún tipo de comunicación con tierra, ni guiado de navegación por GPS. En este caso, no queda más remedio que derribarlo.

Sistemas antiDrone y Regulación en la última Jornada Técnica secuDrone

En este sentido, desde el INTA han trabajado en una forma de localizar el dron a derribar. Tras la alerta temprana desde un sistema externo, emitirán una serie de pulsos y, con la señal reflejada, sabrán la distancia a la que se encuentra la aeronave. A partir de ahí, se inicia un tracking y se centra dentro del FOV, expandiendo el haz láser. El objetivo es ser capaces, con esa posición temprana, de saber dónde está el dron e iluminarlo. Una vez designado están estudiando medios de interceptación, como enviar otro dron o un láser.

Sistemas antiDrone y Regulación en la última Jornada Técnica secuDrone

Por otro lado, Iago Gómez Alonso, director del Área de Comunicaciones de Gradiant, ha intervenido sobre su Sistema de detección, clasificación, seguimiento y neutralización de UAS. Por esto, ha querido resaltar que “hay una clara correlación entre la probabilidad de neutralizar un dron de cualquier tipo y los daños colaterales que vamos a tener asociados”.

Desde Gradiant cuentan con dos módulos de radiofrecuencia: Counter-Fi y RF-Ear. El primero de ellos solo se centra en drones cuyas comunicaciones están basadas en el estándar WiFi y, además, tiene la capacidad de neutralizarlos mediante ataques de ciberseguridad. RF-Ear es más genérico y afronta el problema para cualquier tipo de dron que emita radiofrecuencia.

Sistemas antiDrone y Regulación en la última Jornada Técnica secuDrone

Iago Gómez (Gradiant)

Si el dron no emite radiofrecuencia, cuentan con Smart-Eye, con una detección basada en análisis inteligente de vídeo, mediante cámaras térmicas o infrarrojas. Por último, el S-Jam, que es capaz de adaptarse a las condiciones particulares del dron, como la frecuencia, potencia o forma de onda, para reducir las interferencias con otros sistemas.

También, secuDrone ha recibido a Pedro Rolandi, director general de Target Tecnología, que ha mostrado a los asistentes su Sistema Portátil Drone Buster. Se trata de un sistema portátil con capacidad de detección e interferencia de drones comerciales y modificados, con un gran abanico de frecuencias que es capaz de detectar y de inhibir. Esta es la única solución contra drones portátil aprobada por la OTAN y el U.S. Army para operaciones conjuntas.

El Block III es el tercer prototipo que se ha desarrollado. Pesa menos de 2 kg y tiene una batería integrada, proporcionando 3 horas de inhibición continua. Además, ofrece dos posibilidades de uso: inhibir solo la frecuencia de mando y control, interferir en las bandas entre el operador y el dron y, también, cortaría la señal GPS. El Drone Buster Block III permite detectar la llegada de un dron aún sin verlo.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar