Sesión de ponencias III en CivilDron19 del 26 de febrero

Sesión de ponencias III en CivilDron19 del 26 de febrero

En esta tercera sesión de ponencias se han tratado temas como el procesamiento de nubes de puntos, GIS, monitorización o cartografía.

Pablo Oromí Fragoso, del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles, ha sido el moderador de esta tercera sesión de ponencias de CivilDron19.

Sesión de ponencias III en CivilDron19 del 26 de febrero

El ‘Procesamiento eficiente de nubes de puntos LiDAR aéreo para aplicaciones de caracterización del terreno” ha sido la primera de esta sesión de ponencias a cargo de Francisco Fernández Rivera, profesor – CiTIUS de la Universidad de Santiago de Compostela. Ha hablado del tipo de procesamiento que hacen con los datos obtenidos por los sensores LiDAR, tecnología que consiste en obtener nubes de puntos en el espacio tridimensional con el añadido de información, como la intensidad del láser reflejado o el número de retornos.

Su primer paso es la segmentación, la cual consiste en la agrupación de nubes de puntos, en función de unas características establecidas. La misma sirve para reducir la dimensionalidad del problema y conseguir que la computación sea mucho más rápida.

Así, una de las aplicaciones que han desarrollado consiste en la determinación de zonas de aterrizaje para helicópteros en situaciones de emergencia, en colaboración con Babcock.

Miguel Ángel de Villota, CEO de CEGADrone, ha intervenido en esta sesión de ponencias con la  ‘Digitalización de los servicios en el sector de la distribución, GIS y los RPAS’. Ha comenzado resaltando que todos los datos que se obtienen con los sensores hay que analizarlos. “Tenemos un reto, que es la gestión de la información”, ha manifestado el CEO de CEGADrone. De este modo, han decidido crear una herramienta dinámica para la gestión de esta información: “no solo volamos el dron, no solo sacamos la información del sensor, no solo damos la información, sino que, aparte, se la ponemos al gestor de una manera visual”.

Ha indicado que todas las empresas en distribución y transmisión trabajan con GIS, de forma que si sobre ese GIS ponen su capa directamente, ahorran la gestión de esa información. La finalidad es unir la tecnología GIS, una herramienta dinámica, con la tecnología RPAS, aumentando la calidad, eficiencia y fiabilidad.

En cuanto a los sectores estratégicos y críticos, la solución es un sistema de datos externo, que pueden importar a su propio sistema desde estas empresas, pero que cuenta con un acceso restringido para ellos como operadores de mantenimiento.

Sesión de ponencias III en CivilDron19 del 26 de febrero

El ‘Sistema de monitorización aérea de taludes’ ha sido expuesto por Miguel Ortin Grau, director de Conservación de Carreteras de Ferrovial Servicios.

En concreto, se ha centrado en un talud que sufrió un deslizamiento en marzo de 2015, en el tramo Calatayud-Alfajarín de la A-2, en la provincia de Zaragoza, en el que se ha implantado este sistema de monitorización aérea, mediante drones, para su supervisión. Se han utilizado cámaras, LíDAR y fotografía topográfica, siempre tomadas en la misma trayectoria de vuelo del dron, para su inspección y evolución (variaciones en movimientos).

Entre los objetivos de este proyecto se encontraban la reducción de riesgos laborales, la agilidad de inspección, la digitalización de los datos tomados y la validación de sensores de diferentes tipologías.

‘Aportaciones de los drones a la Geomorfología Fluvial’ es otra de las ponencias de esta sesión del día 26 de febrero, llevada a cabo por Jorge Arias Henao, director técnico de Aerón. La Geomorfología Fluvial es “la ciencia que se ocupa del estudio de los principales cambios morfológicos que experimentan los ríos a lo largo del tiempo y de los procesos que estos mismos cambios realizan”, ha explicado.

La utilización de drones junto a la fotogrametría digital automatizada en el ámbito de la geomorfología fluvial se está utilizando en dos aspectos: generación de cartografía del cauce fluvial, reduciendo tiempos y costes, y en la generación de modelos digitales y ortofotomosaicos, como herramienta para la monitorización de operaciones de restauración.

Hay limitaciones, tales como la toma de datos en áreas sumergida, aunque la batimetría fluvias con imágenes dron y fotogrametría digital es posible en condiciones de agua clara y poco profunda.

Sesión de ponencias III en CivilDron19 del 26 de febrero

 

Raúl del Barrio Tajadura, del Clúster Tecnológico Drone’s World, ha hablado sobre ‘Drones/RPAS en la arquitectura y rehabilitación del patrimonio arquitectónico’. “Lo que va a suponer en los próximos años el mundo de los RPAS en los informes de arquitectura y rehabilitación es inmenso”, sobre todo, ha afirmado, porque se va a revolucionar con el BIM, arquitectura 4.0.

Desde hace 10 años, del Barrio introduce en todas sus rehabilitaciones el mundo de los drones, realizando diferentes planes de vuelo interiores (termografías, fotogrametrías…). En este sentido, ha indicado que la disminución de costes con esta tecnología puede suponer un ahorro del 60%-70% en cualquier tipo de informe.

Como conclusión, si la legislación permitiera realizar estas actuaciones en suelo urbano, se podrían llegar a hacer evaluaciones de edificios (ITE).

Sesión de ponencias III en CivilDron19 del 26 de febrero

La última de las ponencias de esta tercera sesión ha sido ‘Drones de ala fija para estudios de cartografía y monitorización del glaciar de Monte Perdido (Huesca)’, que ha contado con Jorge Angás (Tecnitop). El proyecto del glaciar de Monte Perdido, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Huesca, surge del Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC). La problemática que ha tenido para poder medir este retroceso de orografía no se puede medir desde el punto de vista geomático, aunque es visible a través de diferentes imágenes.

En el año 2011, se inició la digitalización mediante técnicas láser escáner específicas, con las que se tarda dos días en hacer la medición y pesa 50 kg para subirlos hasta ese lugar. Se obtuvo un retroceso de 2,3 metros.

A finales de 2017, plantean este proyecto como spin-off del Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC) y empezaron a solicitar los permisos necesarios para el vuelo. Se eligió un eBee RTK y el vuelo se eligió desde el balcón de Pineta, aproximadamente unos 2100 metros, hasta 3.600 metros.

Sesión de ponencias III en CivilDron19 del 26 de febrero

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar