La Policía Local de Benidorm adquiere el dron de última generación Hybrix 2.0

La Policía Local de Benidorm adquiere el dron de última generación Hybrix 2.0

El dron Hybrix 2.0, de la empresa valenciana Quaternium, cuenta con una autonomía de vuelo de dos horas y media, así como con una cámara térmica de infrarrojos.

Hoy se ha presentado el nuevo dron para la Policía Local de Benidorm, Hybrix 2.0, el cual ya está operativo, y que cuenta con una autonomía de vuelo de dos horas y media y con una cámara térmica de infrarrojos, de manera que se mejore la capacidad de actuación en casos de emergencia.

En el acto de presentación han participado Toni Pérez, alcalde de Benidorm, Lorenzo Martínez, concejal de Seguridad Ciudadana, y Alicia Fuentes, directora ejecutiva de la empresa valenciana Quaternium.

“Con esta última adquisición seguimos el camino que emprendimos en julio de 2016, cuando nos convertimos en la primera administración municipal que ponía un dron a disposición de su Policía Local, ha enfatizado el alcalde del municipio. Paralelamente, se habría procedido a la formación de agentes del Cuerpo para su pilotaje. Asimismo, ha querido destacar este compromiso recordando que Benidorm ha sido escenario del “primer Congreso Nacional de Drones Policiales, celebrado en noviembre” y con la aprobación a finales de diciembre del ‘Reglamento de uso de aeronaves pilotadas por control remoto por el Cuerpo de Policía Local’, el cual ha entrado en vigor la pasada semana, una vez superado el proceso de exposición pública.

Según ha informado el concejal de Seguridad Ciudadana, este dron ha supuesto una inversión de 48.400 euros, y permitirá “conseguir más presencia policial y aportar más seguridad en las zonas rurales de Benidorm”. Además, gracias a sus prestaciones, el aparato reducirá los tiempos de actuación y mejorará la eficacia de la Policía Local en “situaciones de emergencia”, ya que al estar dotado de “una cámara térmica de alta resolución” se podrán realizar “intervenciones de rescate en horario nocturno”.

Desde Quaternium, empresa valenciana puntera en tecnología para drones, han recalcado que esta aeronave “tiene diez veces más tiempo de autonomía de vuelo” que las aeronaves utilizadas hasta ahora por la Policía Local; mientras que su “sensor de cámara con zoom de 30 aumentos posibilita la toma de imágenes desde una distancia de 2 kilómetros”. Además, Hybrix 2.0 “se puede completar” con otras aplicaciones como audios o material de rescate.

Características técnicas del dron Hybrix 2.0

El dron multirrotor Hybrix 2.0 cuenta con una gran autonomía de vuelo, ya que se trata de un sistema híbrido paralelo, que combina un sistema eléctrico convencional con un extensor de rango de combustión interna que prolonga el tiempo de vuelo hasta 2’5 horas. Las cámaras, sensores y sistemas de seguridad completan, junto con la estación de control de tierra, el sistema no tripulado que dota a la Policía Local de Benidorm de una nueva herramienta que la coloca a la vanguardia en la aplicación de esta tecnología.

El nuevo dron Hybrix 2.0 portará una cámara de alta sensibilidad con zoom de 30 aumentos y una cámara térmica de alta resolución, las cuales permitirán captar imágenes tanto de día, como de noche. Cuenta también con otros sistemas de seguridad como paracaídas, luces estroboscópicas, transpondedor modo S, receptor de tierra ADS-B, o cámara FPV. Además, puede transportar material de primeros auxilios y rescate.

Reglamento de vuelo para la Policía Local

El Reglamento de uso de aeronaves no tripuladas de la Policía Local de Benidorm, redactado en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia y ya en vigor, permite aplicar el dron Hybrix 2.0 a las funciones policiales y de emergencias, redundando en la eficacia de las unidades en tierra y pudiendo hacer frente a todas las situaciones de emergencia o grave riesgo que se produzcan en cualquier punto del término municipal, ofreciendo una valiosa información a tiempo real a las unidades intervinientes.

El reglamento establece tres áreas diferentes en función del riesgo que supone el vuelo del dron sobre las mismas. Así, están consideradas como ‘Zonas de riego bajo o áreas verdes’ la zona marítima, las rústicas y forestales y las urbanas con viviendas diseminadas. En estas zonas se podrán realizar vuelos rutinarios diurnos y nocturnos para, por ejemplo, detectar vertidos en zonas rurales o en la bahía.

En las ‘Zonas de riesgo medio o áreas amarillas’ están incluidas las urbanas con construcciones unifamiliares no adosadas de baja altura –urbanizaciones- y zonas rústicas con campings; mientras que están consideradas como ‘Zonas de riesgo alto o áreas rojas’ las urbanas con construcciones unifamiliares adosadas o con aglomeración de edificios de altura y concentraciones de personas al aire libre. En estas dos zonas sólo se podrán volar cuando exista una situación de emergencia o de grave riesgo para la seguridad de las personas como un conato de incendio o un accidente con heridos, y siempre bajo la autorización del Jefe de Servicio de la Policía Local.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar