DRON Matrice 100 de DJI

Monarquía Confidencial publicaba hace unos días que los sobrevuelos nocturnos sobre la residencia de los reyes han suscitado un nuevo reto para los servicios de seguridad de la Casa Real. La invasión de estos pequeños aviones no tripulados merece toda su atención, pues podrían poner en riesgo la seguridad de la familia real.


Es probable que estos aviones no tripulados estén siendo utilizados por paparazzis para tomar fotografías y vídeos exclusivas de la familia real, pero no deja de ser preocupante en todo caso. No olvidemos que estos pequeños aviones no tripulados son, en algunos casos, capaces de portar explosivos.

Mediante la utilización de sistemas GPS, estos aparatos pueden preconfigurarse para realizar una ruta concreta, de modo que el dron puede volar de forma autónoma, sin necesidad de control desde tierra. Utilizando ese sistema, es decir sin envío de órdenes por radio, el recurso a inhibidores de frecuencia resulta inútil para derribar los drones.

Fuente: copac.es

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *