Uso de drones para la inspección y fotografía de algas marinas

Uso de drones para la inspección y fotografía de algas marinas

Desde el NIVAInstituto Noruego para la Investigación del Agua, utilizan drones para fotografiar las algas marinas de modo que permiten su posterior identificación y clasificación.

Según Kasper Hancke, biólogo marino del NIVA (Instituto Noruego para la Investigación del Agua), en comparación con las imágenes de satélite, las imágenes de drones proporcionan una resolución de imagen 1.000 veces mejor y un millón de veces más puntos de datos.

Hancke se encuentra en Søre Sunnmøre, en las islas más alejadas del oeste de Noruega, para fotografiar la zona entre la marea baja y alta. Tal y como ha explicado, generalmente, al mapear la zona de marea, se hace el registro manualmente, mientras que ahora, por primera vez, se intenta tomar fotos desde arriba. Además, ha señalado que, cuando el dron vuela a 100 metros sobre el suelo, toma fotografías con una resolución de 3 x 3 cm, pero los drones ofrecen una resolución de imagen 1.000 veces mejor, o un millón de puntos de datos más, que las imágenes de satélite, que a menudo tienen una resolución de 30 x 30 m. De este modo, Hancke está convencido de que los drones son el futuro para el mapeo y monitoreo de la naturaleza y los recursos naturales.

Las imágenes de drones se guardan cuidadosamente en el ordenador de Hancke y el software que aplica para su análisis utiliza el llamado aprendizaje automático. Así, reconoce los patrones en la imagen, permitiendo al biólogo marino clasificar las algas marinas en el área que han fotografiado. En este sentido, ha explicado que cada familia de algas tiene su propia firma de color, que el software reconoce. Esto se debe a la combinación de longitudes de onda reflejadas por los diferentes tipos de algas. Cada familia tiene su propia huella digital, expresada en colores. El software reconoce la huella dactilar de las algas marinas y, por lo tanto, clasifica los elementos de la imagen.

La identificación por color se denomina análisis de imágenes multiespectrales, que permite distinguir entre diferentes grupos de algas marinas. Hancke cree que el análisis futuro incluirá el llamado análisis de imagen hiperespectral, que tiene una resolución de colores aún mayor. Las fotos de los drones se pueden usar para identificar la cantidad precisa de cada especie de algas marinas, bosques mixtos de algas marinas y calcular la cantidad de epífitas en las superficies de las algas.

Sin embargo, no es la primera vez que los científicos de NIVA se encuentran en esta zona. Hace un año, la colega de Hancke, Trine Bekkby, estuvo en el mismo lugar para mapear la zona litoral de Artsdatabanken (Centro de Información de Biodiversidad de Noruega). Bekkby realizó un mapeo tradicional con cámara y cuaderno, gracias a lo que Hancke ahora puede validar las imágenes de los drones y mejorar los algoritmos de aprendizaje automático.

El proyecto de mapeo en Søre Sunnmøre ha estado funcionando desde 2016, y es una cooperación entre investigadores de NIVA, Geological Survey of Norway (NGU) e Institute of Marine Research (HI). Los datos geológicos y biológicos se utilizan para desarrollar un método estándar para el mapeo de “tipos de naturaleza” marinos de acuerdo con el sistema de clasificación de Naturaleza en Noruega (NiN). Igualmente, forma parte del proyecto pilotoMøre Pilot, en el marco del proyecto de la UE llamado EfficienSea, el cual tiene como objetivo mejorar el conocimiento sobre dónde hay ecosistemas vulnerables para evitar nuevas construcciones en las mismas.

Fuente: NIVA

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar