Drones a la caza de la pesca furtiva en O Grove

Drones a la caza de la pesca furtiva en O Grove

O Grove utilizará drones para erradicar la pesca furtiva. Está actividad supone multas hasta los 60.000 euros y hasta cuatro meses de prisión

Los guardapescas de la Cofradía de Pescadores de “San Martiño” de O Grove están formándose como pilotos de dron para hacer frente a la pesca y marisqueo ilegal. A través de Aerocamaras, especialistas en drones, los guardias están recibiendo la formación necesaria para certificarse y poder implementar drones en el control y vigilancia de la pesca furtiva.

Los profesionales ya han superado la fase teórica y están inmersos en la práctica. Esta formación ha sido impartida a medida para el grupo, en tiempo y ubicación, para que los profesionales consigan una experiencia inmersiva y ensayen en su entorno real de trabajo. Durante la fase práctica, un instructor experto de Aerocamaras les entrena para manejar con destreza los mandos de la aeronave y que aprendan maniobras que le serán útiles en sus tareas de vigilancia. Con esta formación obtendrán la certificación de AESA que les habilita como pilotos de drones profesionales y podrán comenzar a trabajar con esta tecnología en sus patrullas de guardia.

Estos vigilantes tienen que lidiar diariamente con decenas de furtivos que no respetan cotos ni cuotas de pesca. Se cuelan entre las rocas para arrancar y vender ilegalmente marisco, como percebes, destrozando su hábitat natural. Ocurre lo mismo con las almejas o navajas, los furtivos no tienen en cuenta su tamaño, las capturan siendo pequeñas y no las dejan crecer, lo que podría conllevar en el futuro un problema medioambiental. Es por ello que los drones se presentan como una solución para hacer frente a esta lucha, ya que les permitirá ejercer un mejor control sobre los distintos bancos marisqueros. Jaime Pereira, CEO de Aerocamaras explica que “la formación les dará a los guardapescas los conocimientos y la destreza necesaria para que puedan implementar drones en su vigilancia. También mejorarán la eficiencia de sus rastreos, ya que con estas aeronaves pueden hacer un control aéreo exhaustivo en pocos minutos y abarcando una mayor cantidad de terreno. Incluyendo zonas rocosas donde la vigilancia a pie es dificultosa”.

Esta capacitación forma parte del proyecto “COIDAMAR” cofinanciado por el fondo marítimo y de pesca (FEMP) y la Conselleria do Mar del que ha sido beneficiada la Cofradía de Pescadores San Martiño, a través de ayudas para proyectos en el marco de las estrategias de desenvolvimiento local participativo (EDLP), por un importe total de 12.738,67€. La formación que reciben los vigilantes es una de las medidas y acciones dirigidas al logro del objetivo de este proyecto, orientado a la preservación del medio marino y de los recursos pesqueros para garantizar una pesca sostenible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.