DJI incorpora receptores ADS-B en los drones de consumo

DJI incorpora receptores ADS-B en los drones de consumo

La inclusión de receptores ADS-B en los drones de consumo sentará un nuevo estándar de seguridad. Este es el primero de los 10 puntos de ‘Elevating Safety’.

DJI ha anunciado su compromiso de instalar detectores de aeroplanos y helicópteros en sus nuevos drones de consumo. Esta medida, que afianza su papel como líder en seguridad en el sector de los drones, es parte de un plan de 10 puntos para mantener la seguridad de los cielos en plena era de los drones.

Todos los nuevos modelos de dron que DJI lance a partir del 1 de enero de 2020 y que pesen más de 250 gramos incluirán AirSense. Esta tecnología recibe las señales ADS-B emitidas por aeroplanos y helicópteros cercanos y advierte a los pilotos de drones en caso de estar en rumbo de colisión. Esto supondrá el mayor despliegue en una vez de tecnología de detección de colisiones ADS-B hasta la fecha. Sentará un nuevo estándar al poner la tecnología de seguridad de drones de nivel profesional al alcance de todos.

AirSense puede detectar aeroplanos y helicópteros a kilómetros de distancia, más allá de los límites de la vista y el oído de los pilotos. Mostrará la localización en la pantalla del control remoto. Hasta ahora solo estaba disponible en algunos drones de gama profesional de DJI. Este vídeo explica cómo funcionará con los drones de consumo.

“DJI lidera el sector de los drones en tecnología de seguridad y en educación sobre esta», ha afirmado Brendan Schulman, vicepresidente de políticas y asuntos legales. «Hoy continuamos esta tradición abriendo nuevas expectativas para nosotros, nuestros competidores y las entidades regulatorias», ha continuado. «DJI fue la primera compañía que ofreció a la creciente comunidad global de pilotos de drones personales y profesionales funciones de seguridad como, por ejemplo, geoperimetraje, límites automáticos a la altitud o regreso al punto de origen», ha querido destacar Schulman. «Creemos que nuestros esfuerzos han contribuido a que los drones tengan un admirable historial de seguridad, y esperamos que nuestro programa ayude a mejorar aún más en este campo incluso con el aumento de drones surcando los cielos», ha manifestado.

El compromiso de DJI con AirSense es el primero de los 10 puntos de “Elevating Safety”, un Libro Blanco en el que trata cómo DJI, los demás fabricantes de drones y los gobiernos de todo el mundo pueden mantener el excelente historial de seguridad de los drones. Los 10 puntos son:

  • DJI instalará receptores ADS-B en todos los drones nuevos de más de 250 gramos.
  • DJI desarrollará una nueva alerta automática para pilotos cuyos drones se alejen demasiado.
  • DJI establecerá un Grupo de Estándares de Seguridad interno para cumplir con las exigencias regulatorias y de los clientes.
  • La industria de la aviación debe desarrollar estándares para informar sobre incidentes con drones.
  • Todos los fabricantes de drones deberían instalar medidas de geoperimetraje e identificación remota.
  • Los gobiernos deben obligar a adoptar medidas de identificación remota.
  • Los gobiernos deben exigir un examen de conocimiento accesible para nuevos pilotos de drones.
  • Los gobiernos deben designar claramente áreas sensibles sujetas a restricciones de vuelo.
  • Las autoridades locales deben poder responder a las amenazas claras y serias provocadas por los drones.
  • Los gobiernos deben hacer cumplir las leyes sobre uso no seguro de drones.

“Elevating Safety” está basado en una completa evaluación de los datos de seguridad de drones disponibles. Su conclusión es que la mayoría de datos de incidentes con drones recogidos por las agencias regulatorias carecen de fiabilidad o utilidad, y que muchos de los incidentes en vuelo relatados por los medios de comunicación son falsos o no están probados.

«Al centrarse el público general, los medios de comunicación y las agencias regulatorias en incidentes que parecen alarmantes pero que no se han producido realmente, se deja de prestar atención a riesgos que son menos llamativos pero más comunes», sostiene Schulman. «No se ha producido nunca una colisión confirmada entre un dron y un aeroplano, pero ha habido al menos dos choques entre drones y helicópteros que volaban bajo», ha indicado. «Este hecho nos llevó a volcarnos en AirSense para hacer los drones más seguros y para reafirmarnos en el compromiso de incluir un receptor ADS-B en todos los modelos de drones de consumo que están ya en desarrollo», ha explicado.

Otras organizaciones de aviación se han mostrado de acuerdo en que instalar AirSense en drones de consumo de masas es un paso importante en la protección de aeroplanos y helicópteros, y de sus pasajeros. La ambiciosa agenda de DJI se ajusta a las próximas exigencia de la FAA de que todos los aeroplanos y helicópteros que vuelen en espacio controlado estén equipados con un transmisor ADS-B a partir del 1 de enero de 2020.

“Aumentar la disponibilidad de AirSense para los pilotos de DJI es un paso significativo hacia la integración segura de los VANT y la reducción de conflictos con aeronaves tripuladas», ha declarado Rune Duke, director senior de Espacio y tráfico aéreo en la Aircraft Owners and Pilots Association. “Miles de pilotos utilizan a diario ADS-B de recepción para mejorar su conocimiento del entorno y mejorar la seguridad de sus operaciones», ha matizado. «Con la flota de aviación global equipándose con ADS-B de emisión y otras tecnologías NextGen, las mejoras como AirSense permitirán a todos los pilotos sacar el máximo partido de su inversión», ha asegurado. «Todo el mundo de la aviación se beneficiará de la incorporación de esta tecnología en la numerosa flota de DJI», ha finalizado Duke.

“Hay más de 3500 pilotos agrícolas ayudando a nuestros granjeros a aumentar el tamaño del rendimiento nacional de nuestras cosechas en un 28 %. Vuelan a 10 pies del suelo a velocidades de más de 100 millas por hora. Para ello deben estar muy concentrados y realizar su importante tarea con mucha precisión», ha comentado Andrew Moor, director ejecutivo de la National Agricultural Aviation Association. “Hay estudios que muestran que los drones pequeños son casi imposibles de ver para nuestros pilotos, por no hablar de seguir», ha añadido. «El dron ideal para los pilotos de aeronaves agrícolas tripuladas es uno que cuente con un sistema de rastreo ADS-B que pueda seguir y esquivar aeronaves tripuladas», opina. «DJI ha dado el primer paso hacia esta meta al equipar todos sus drones con rastreo ADS-B. De esta forma sus operadores de drones pueden ser conscientes de otras aeronaves equipadas con tecnología ADS-B», ha resaltado. «Se merecen reconocimiento por esta iniciativa de seguridad. La política de seguridad de DJI va más allá de lo que llevamos pidiendo a la FAA y otros fabricantes de drones durante varios años. Apreciamos el compromiso de DJI con el bienestar de todos los usuarios del espacio aéreo y estamos deseando colaborar con ellos para equipar tecnologías de detección y esquiva en sus drones para complementar el ADS-B», ha aclarado.

“En AAAE estamos contentos por la decisión de DJI de equpipar casi todos sus drones con tecnologías de recepción de ADS-B», ha expresado Justin Barkowski, vicepresidente de regulación en la American Association of Airport Executives. “Que los usuarios puedan ser más conscientes del tráfico aéreo circundante solo puede mejorar la seguridad del espacio aéreo nacional, en particular cerca de aeropuertos, donde estas medidas son más necesarias», ha defendido Barkowski.

“La inclusión de ADS-B será otro de los grandes logros del programa NextGen,” considera Edward Bolen, presidente y director ejecutivo de la National Business Aviation Association. “ADS-B permitirá llevar a cabo una vigilancia precisa que mejorará la seguridad y eficiencia de todos los operadores del espacio aéreo, igual que ocurrió con la extensión del uso del GPS para la navegación de precisión.”

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar