Los bomberos de Alicante adquieren tres drones para intervención en emergencias

Los bomberos de Alicante adquieren tres drones para intervención en emergencias

El cuerpo de bomberos de Alicante ha adquirido un dron de prácticas, un dron profesional que permite cargar hasta 7 kg, así como un dron subacuático.

Luis Barcala, alcalde de Alicante, José Ramón González, concejal de Seguridad, y Eduardo Aragolaza, jefe del SPEIS (Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de Alicante), han presentado los tres drones adquiridos por el cuerpo. También, han mostrado el nuevo material especializado de búsqueda y rescate de víctimas atrapadas, y la nueva zona base de maniobras en estructuras colapsadas del parque de bomberos municipal Ildelfonso Prats.

Durante la presentación, el cuerpo de bomberos ha realizado varias exhibiciones de vuelo con los drones adquiridos.

Estas aeronaves, con un peso de 3,5 kg, cuentan con una capacidad de carga de hasta 7 kg. Pueden volar durante una hora, a una velocidad media de entre 40 y 50 km/h, y llegando a alcanzar los 120 metros de altura. Asimismo, están equipadas con cámaras de vídeo de alta definición con zoom, para poder actuar en cualquier tipo de emergencias, tales como rescates y búsqueda de personas, así como de cámaras térmicas.

Tal y como ha comentado el alcalde de Alicante, la ciudad «cuenta con un núcleo urbano rural, una franja marítima importante y, además, esta dentro de una zona de riesgo sísmico». Por este motivo, ha indicado que «era necesario dotar del mejor equipamiento, como el que se ha adquirido con dos drones, uno de entrenamiento y uno profesional capaz de llevar carga de hasta siete kilos y trasladar material, así como un dron subacuático que facilitará la seguridad y la labor de búsqueda en el medio marino» y las cámaras infrarrojas.

«Con la incorporación de estos nuevos medios tecnológicos aéreos de ultima generación se va a poder mejorar la intervención y respuesta de nuestro cuerpo de bomberos en todo tipo de emergencias en Alicante, llegando rápidamente a zonas inaccesibles sin poner en peligro a los bomberos y logrando modernizar sus infraestructuras, dotándolos de los mejores medios disponibles», ha manifestado el edil.

El SPEIS también ha adquirido un dron de prácticas, de un kilo de peso, capaz de volar hasta treinta y cinco minutos. El mismo se está utilizando para formar y realizar maniobras y avanzar en su utilización.

Según ha indicado el concejal, estos drones van a «cambiar la forma de trabajar, incorporando la innovación tecnológica para mejorar la intervención en incendios y catástrofes, especialmente en la búsqueda de personas, salvamento acuático y evaluación en siniestros con materias peligrosas, edificios con riesgo de colapso estructural, inundaciones e incendios forestales, apoyo audiovisual en tareas de formación, entre otros».

Por su parte, Moisés Ribelles, bombero del SPEIS, ha explicado que «estas unidades aéreas matriculadas son equipos punteros», los cuales les permitirán visualizar «las zonas sin poner en peligro a nadie». Opina que este «es un paso muy importante para crear unidades multidisciplinares con búsquedas en la tierra y el mar».

Enrique Puig, oficial de la Unidad de Buceo, ha presentado el dron subacuático, con el que «se va a trabajar más rápido en cubrir zonas de búsquedas de personas». Tal y como han señalado, el SPEIS es uno de los primeros cuerpos de bomberos en adquirirlo, con una tecnología con capacidad para desarrollar trabajos hasta los 150 metros. Igualmente, cuenta con una autonomía de una hora, capaz de buscar personas y explorar el fondo con cámaras incorporadas que trasmite imágenes en directo de calidad.

Desde el SPEIS quieren conformar una Unidad especializada con un grupo de bomberos formados, que puedan dar servicio a otras concejalías y áreas municipales.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar